sábado, 8 de octubre de 2011

Autoconstrucción de tu vivienda

Consideraciones previas:

Como artífice de mis propias conclusiones, notaran mi reconocimiento de merito a todos aquellos que nos han legado, ideas dignas de ser relevadas. Por ejemplo: para la categoría de viviendas temporarias, reconozco que el conocido “tipi” utilizado originariamente por indios nativos de la hoy norte américa, es una vivienda que nos ofrece una practica funcionabilidad, que resulta difícil de superar. Su sencillez, contrasta con cualquier otra propuesta que, siempre veremos como mas elaborada.

Personalmente, luego de un estudio minucioso de las posibilidades, he desarrollado una vivienda que podemos llamar “compacta” respecto del tipi. Y adecuada para la prov. de Bs As, con un suelo mas arcilloso que franco arcilloso. Y en consiguiente dinámico a esas condiciones.

En los materiales encontraran de los tradicionales, cemento ,cal, arena, cerámico, hierros, como así también de otros recursos que el medio ambiente nos propone, para su utilización.

Para su selección, los criterios relevantes han sido varios que, si bien el aspecto económico o como comúnmente se dice “barato” (U$A 50 mts cuadrado) no a sido una prioridad, sino una consecuencia de razonamientos que responde a satisfacer las necesidades puntuales, evitando los sobredimensionamientos que, no solo atropella a la razón, sino que es acompañada por una perturbación al medio ambiente, de gran significación. Diferenciándome de este modo de otras formas constructivas, que incluyen en el levantamiento de las paredes a grandes cantidades de tierra, sean cocidas en forma de ladrillos compactos o adobe o prensado.

Por ejemplo: las paredes las he realizado con ladrillos huecos de 18x12x33, como mortero (cemento cal y arena), las trabas respondiendo a las necesidades especificas, (con hierro y hormigón). Como una sencilla estructura, portante, que desde sus cimientos, me permitió remover la tierra que habría quedado debajo de la construcción, para modificar el espacio exterior a la vivienda, de forma de encausar los movimientos del agua freática y de lixiviación de la forma mas conveniente para el jardín, la huerta y las propiedades linderas.

Los ahorros, en recursos, me favorecieron la dedicación al diseño, sea estético o de tratamiento de las aguas servidas para su posterior aprovechamiento o de la producción de metano, como fuente de energía.